Salaverry duplica respaldo luego de dejar fujimorismo

El presidente del Congreso, Daniel Salaverry, casi ha duplicado su aprobación luego de dejar la bancada de Fuerza Popular, según revela la última encuesta nacional urbano-rural del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), un estudio realizado para La República.

La investigación recogió opiniones en las diversas zonas del Perú desde el sábado 19 hasta el miércoles 23 reciente. Tiene márgenes de error de 2,8 puntos hacia arriba y abajo; es decir, los resultados para todo el país estarían entre ambos márgenes de cada cifra obtenida en este trabajo.

En el último mes, Salaverry pasa de tener el respaldo, como presidente del Parlamento, de poco más de la décima parte de la población (13%) a casi una cuarta parte del Perú (24%), un crecimiento significativo aunque todavía lejos del apoyo mayoritario.

Asimismo, la desaprobación al titular del Poder Legislativo se reduce de casi tres cuartas partes de la población (74%), como registró el sonde del IEP de diciembre pasado, a representar a unos tres de cada cinco peruanos (60%).

¿Qué pasó en el último mes con Salaverry? Desde diciembre pasado, el titular del Congreso ha remarcado su distanciamiento de Fuerza Popular, hasta renunciar a su bancada el último miércoles 10, un día después de anunciarlo. Su dimisión fue aceptada por los ‘naranjas’ el pasado lunes 14.

Este ‘divorcio’ detonó luego de varios choques. Uno de los más evidentes se dio el 21 de diciembre pasado, cuando Salaverry reclamó a la fujimorista “histórica” Luz Salgado por su comportamiento en una sesión del Congreso.

Aquella reunión se dio por una controversia medular de Salaverry con su entonces grupo político: la autorización para que se conformen nuevas bancadas en cumplimiento de un fallo del Tribunal Constitucional. Este choque marcó el distanciamiento del congresista trujillano y el fujimorismo.

Aunque desde que asumió la presidencia del Parlamento Salaverry desplegó gestos para ganar reconocimiento de la población, su aprobación siempre estuvo en niveles cercanos a una décima parte de la población. Recién ahora, fuera del fujimorismo, ha dado un salto considerable.

El Congreso también empieza a recuperarse en su respaldo, aunque en menor grado y todavía bordeando el alcance de una décima parte del país (pasa de 7% a 11%). La desaprobación de esta institución disminuye, pero aún es altamente mayoritaria, sobre cuatro quintas partes de la población (baja de 89% a 83%).

Nuevas bancadas

Aunque la conformación de nuevas bancadas ha sido un asunto crucial en el Poder Legislativo en los últimos meses, la mayoría de peruanos lo ignora. Casi tres quintas partes de nuestra población desconocería este tema (59%).

Poco más de un tercio del país (36%) sí estaría enterado de la creación de nuevas bancadas. En este grupo minoritario de informados hay un mayor rechazo hacia la agrupación Cambio 21, de los seguidores de Kenji Fujimori (61% está en desacuerdo con su formación), que hacia la Bancada Liberal, que integran algunos ‘expepekausas’ (un 39% está de acuerdo con su creación y un 39% en desacuerdo).

Que un congresista deje una bancada por razones de conciencia y forme otro grupo parlamentario tiene respaldo de cerca de la mitad (47%). Sin embargo, un porcentaje cercano está en contra (45%).

Desempeño congresal

Para la población, el desempeño de las actuales bancadas en el Congreso es predominantemente negativo. En esta percepción, el APRA y Fuerza Popular concentran el mayor rechazo, bordeando los dos tercios del país (69% contra los apristas y 64% para los ‘naranjas’). La bancada mejor calificada es Acción Popular (28% la considera negativa y 16% la percibe como positiva).

Las características más asociadas a la bancada aprista son que “hay problemas de corrupción” (45%) y que “solo se fijan en sus intereses” (44%).

Para el fujimorismo también se detectan estas cualidades como las más recurrentes (44% dice que “hay problemas de corrupción” y 39% que “solo se fijan en sus intereses”).

Peruanos por el Kambio (PPK) tiene como características más recurrentes para la población que “solo se fijan en sus intereses” (27%), que “no se les escucha mucho” (24%) y que también allí “hay problemas de corrupción” (22%).

Los izquierdistas Frente Amplio y Nuevo Perú coinciden en que principalmente “no se les escucha mucho” (un 26% y 28% respectivamente).

Sobre la no reelección de congresistas, casi tres cuartas partes de la población (74%) no rescata la labor de ninguno de los actuales legisladores. Menos de una quinta parte (17%) menciona a algunos que sí rescataría. El más nombrado en esta minoría es el acciopopulista Yonhy Lescano

Fuente: La República.

Salaverry duplica respaldo luego de dejar fujimorismo
Presidente del Congreso pasa de tener el respaldo, de poco más de la décima parte de la población (13%), a casi una cuarta parte del Perú (24%)
Salaverry duplica respaldo luego de dejar fujimorismo
28 de enero de 2019

El presidente del Congreso, Daniel Salaverry, casi ha duplicado su aprobación luego de dejar la bancada de Fuerza Popular, según revela la última encuesta nacional urbano-rural del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), un estudio realizado para La República.

La investigación recogió opiniones en las diversas zonas del Perú desde el sábado 19 hasta el miércoles 23 reciente. Tiene márgenes de error de 2,8 puntos hacia arriba y abajo; es decir, los resultados para todo el país estarían entre ambos márgenes de cada cifra obtenida en este trabajo.

En el último mes, Salaverry pasa de tener el respaldo, como presidente del Parlamento, de poco más de la décima parte de la población (13%) a casi una cuarta parte del Perú (24%), un crecimiento significativo aunque todavía lejos del apoyo mayoritario.

Asimismo, la desaprobación al titular del Poder Legislativo se reduce de casi tres cuartas partes de la población (74%), como registró el sonde del IEP de diciembre pasado, a representar a unos tres de cada cinco peruanos (60%).

¿Qué pasó en el último mes con Salaverry? Desde diciembre pasado, el titular del Congreso ha remarcado su distanciamiento de Fuerza Popular, hasta renunciar a su bancada el último miércoles 10, un día después de anunciarlo. Su dimisión fue aceptada por los ‘naranjas’ el pasado lunes 14.

Este ‘divorcio’ detonó luego de varios choques. Uno de los más evidentes se dio el 21 de diciembre pasado, cuando Salaverry reclamó a la fujimorista “histórica” Luz Salgado por su comportamiento en una sesión del Congreso.

Aquella reunión se dio por una controversia medular de Salaverry con su entonces grupo político: la autorización para que se conformen nuevas bancadas en cumplimiento de un fallo del Tribunal Constitucional. Este choque marcó el distanciamiento del congresista trujillano y el fujimorismo.

Aunque desde que asumió la presidencia del Parlamento Salaverry desplegó gestos para ganar reconocimiento de la población, su aprobación siempre estuvo en niveles cercanos a una décima parte de la población. Recién ahora, fuera del fujimorismo, ha dado un salto considerable.

El Congreso también empieza a recuperarse en su respaldo, aunque en menor grado y todavía bordeando el alcance de una décima parte del país (pasa de 7% a 11%). La desaprobación de esta institución disminuye, pero aún es altamente mayoritaria, sobre cuatro quintas partes de la población (baja de 89% a 83%).

Nuevas bancadas

Aunque la conformación de nuevas bancadas ha sido un asunto crucial en el Poder Legislativo en los últimos meses, la mayoría de peruanos lo ignora. Casi tres quintas partes de nuestra población desconocería este tema (59%).

Poco más de un tercio del país (36%) sí estaría enterado de la creación de nuevas bancadas. En este grupo minoritario de informados hay un mayor rechazo hacia la agrupación Cambio 21, de los seguidores de Kenji Fujimori (61% está en desacuerdo con su formación), que hacia la Bancada Liberal, que integran algunos ‘expepekausas’ (un 39% está de acuerdo con su creación y un 39% en desacuerdo).

Que un congresista deje una bancada por razones de conciencia y forme otro grupo parlamentario tiene respaldo de cerca de la mitad (47%). Sin embargo, un porcentaje cercano está en contra (45%).

Desempeño congresal

Para la población, el desempeño de las actuales bancadas en el Congreso es predominantemente negativo. En esta percepción, el APRA y Fuerza Popular concentran el mayor rechazo, bordeando los dos tercios del país (69% contra los apristas y 64% para los ‘naranjas’). La bancada mejor calificada es Acción Popular (28% la considera negativa y 16% la percibe como positiva).

Las características más asociadas a la bancada aprista son que “hay problemas de corrupción” (45%) y que “solo se fijan en sus intereses” (44%).

Para el fujimorismo también se detectan estas cualidades como las más recurrentes (44% dice que “hay problemas de corrupción” y 39% que “solo se fijan en sus intereses”).

Peruanos por el Kambio (PPK) tiene como características más recurrentes para la población que “solo se fijan en sus intereses” (27%), que “no se les escucha mucho” (24%) y que también allí “hay problemas de corrupción” (22%).

Los izquierdistas Frente Amplio y Nuevo Perú coinciden en que principalmente “no se les escucha mucho” (un 26% y 28% respectivamente).

Sobre la no reelección de congresistas, casi tres cuartas partes de la población (74%) no rescata la labor de ninguno de los actuales legisladores. Menos de una quinta parte (17%) menciona a algunos que sí rescataría. El más nombrado en esta minoría es el acciopopulista Yonhy Lescano

Fuente: La República.

MÁS NOTICIAS