Constructoras sobornaban a funcionarios del MTC con viajes

“¿Qué tipo de beneficios recibieron los funcionarios o servidores del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), a cambio de direccionar la adjudicación de las obras públicas a favor de los miembros del ‘Club de la Construcción’?”, preguntaron las autoridades de la Fiscalía de Corrupción de Funcionarios a los colaboradores eficaces del caso.

Los testigos respondieron cómo era que se abonaban los sobornos. Es la primera vez que se conoce cómo es que altos funcionarios del Ejecutivo eran coimeados por grandes constructoras a las que se les otorgaba millonarios proyectos. Según la versión de los colaboradores eficaces, el exgerente de la Unidad Gerencial de Obras de Provías Nacional, una de las entidades del Estado que dispone de uno de los presupuestos más cuantiosos, Marcos Garnica Arenas era parte de la organización. Garnica era una pieza fundamental para que la mafia de la construcción se hiciera con licitaciones más trascendentales.

“Con relación a Marcos Garnica Arenas, sabemos que por cada licitación recibió pagos de 15 a 30 mil dólares, según el monto del valor referencial de cada obra. Entre 2011 a 2014 podría haber recibido un aproximado de 400 mil dólares. También recibió canastas navideñas de las empresas del ‘Club de la Construcción’”, respondieron los testigos.

Seguidamente, describieron el papel que cumplió y su manera de actuar.

Marcos Garnica utilizaba el teléfono 997354981 y llamaba al gerente de Obrainsa, Ernesto Tejeda Moscoso. Tejeda le indicaba que el dinero que le daba provenía de sus utilidades. Sus directores (de la constructora) sabían de eso. Sus directores debían pensar que este sacaba el dinero para gastárselo en él mismo”, dijeron. Ernesto Tejeda se encuentra en condición de imputado por este caso.

“Los empresarios constructores se congraciaban con Marco Garnica Arenas. En 2010, Andrade Gutiérrez, por intermedio de Angelo Lodi y Afranio Nogueira Magalhaes, lo llevaron a Colombia, todo pagado. Más en concreto, a Cartagena de Indias”, explicaron.

El placer de la cutra

“En julio del 2014, la empresa Queiroz Galvao, por intermedio de Óscar Javier Rosas Villanueva y Leonardo Guimaraes Passos, lo llevaron a Brasil. Más en concreto, al estado de Sao Paulo como espectador en un palco de uno de los partidos de la semifinal del mundial Brasil 2014. Me refiero al partido de Holanda versus Argentina que se llevó a cabo en el estadio de Arenas de Corintias, el 9 de julio del 2014”, añadieron.

Efectivamente, según Migraciones, Garnica salió a Brasil el 8 de julio y retornó el 15 del mismo mes en 2014.

“Sabemos que con frecuencia los empresarios lo llevaban a almorzar a distintos lugares, por ejemplo, al restaurante San Fernando, en Jesús María; a El Grifo, de la avenida Colonial, etc. Sabemos que José Castillo Dibós, de ICCGSA, le pagó su luna de miel en República Dominicana, más en concreto, en Punta Cana, en el Hotel Barceló Bávaro Palace”, añadieron los testigos.

“El dinero que percibió Marcos Garnica no lo bancarizó, pero conocemos que hizo viajes a Estados Unidos, China y Brasil. Pagó los estudios de sus hijas en Estados Unidos en 2007.

En el caso de Renzo Fernández Prada y Selvi Ruberto Vargas sabemos que recibieron sumas de dinero considerables”, apuntaron.

La República visitó varias veces la vivienda de Garnica, pero no había nadie. De acuerdo con Migraciones, abandonó Perú con dirección a Nicaragua el 2 de febrero de este año, en plena investigación en su contra.

Marco Garnica Arenas agendó las licitaciones promovidas por Provías Nacional, de 2009 hasta 2013. Inclusive consignó números telefónicos de los empresarios con los cuales mantenía una fluida comunicación. Garnica tiene vistas fotográficas que aluden su cercanía con los miembros del club y fotografías de viajes con empresarios que hicieron a Colombia y Brasil. Tiene un registro fílmico donde se aprecia a Fernando Guimaraes y a Óscar Rosas Villanueva en un palco de un estadio donde se jugó la semifinal entre Argentina y Holanda. Registra fotografías también con (el exasesor del MTC) Carlos García Alcázar. Registra tomas fotográficas que dan cuenta de los correos emitidos por quien fuera su secretaria de Carlos García, quien era la que convocaba a las reuniones”, manifestaron los colaboradores eficaces.

En el caso de la brasileña OAS, usaba otro método para pagar las cutras.

“Abonaba sus dádivas con dinero proveniente de Brasil, trasladado por personas naturales a quienes se conocía como ‘doleiros’. Aquel dinero se trasladaba a la Universidad Nacional de Ingeniería, donde funcionaban las oficinas de la Línea Amarilla, de OAS, que la gerenciaba Leonardo Fracassi Costa”, precisaron.

Telaraña corrupta

El exasesor del MTC Carlos García Alcázar montó una estructura dentro de Provías Nacional que le permitía estar informado de todos los procesos de licitación, de manera que sus cómplices del ‘Club de la Construcción’ tenían la oportunidad de escoger las obras que les interesaban. Los testigos proporcionaron la identidad de los funcionarios con los que coordinaba.

“Por intermedio de su secretaria, Isabel del Carmen Roller Cruz, García convocaba a reuniones con el encargado de la Unidad Gerencial de Obras, Marco Garnica Arenas; al jefe del área de Estudio, Amaru López Benavides; al jefe de área Ambiental, Ítalo Díaz Horna; y al jefe del área de Planificación y Presupuesto, Amaru Quijano Pittman”, informaron. Todos desfilarán por la Fiscalía de Corrupción de Funcionarios.

“Carlos García Alcázar velaba por el cumplimiento de los plazos ya que, en ocasiones, las licitaciones se dilataban, y García metía corriente a los encargados. Muchas veces los contratistas formulaban consultas con la finalidad de elevar los valores referenciales frente a la que García convocaba a los servidores que podían viabilizar el aumento del valor referencial, concretamente los del área de Costos de la Gerencia de Estudios de Provías Nacional. García también se encargaba de que se mantuviera la estructura del club y no dejaba ingresar a otras empresas extranjeras”, describieron los testigos.

¿Quién amparaba la actuación de García?

“El único contacto que tenía García era el exministro Carlos Paredes Rodríguez. Solo despachaba con él”, dijeron.

Paredes ha desmentido haber sostenido vínculos con García.

El botín de las obras públicas era tan apetitoso que algunos intimidaron a sus cómplices.

Carlos García Alcázar me confesó y me reiteró que lo habían amenazado de muerte”, relataron los colaboradores eficaces.

No solo era cuestión de dinero, sino también de plomo.

“No recibí ni un solo sol del ‘Club de la Construcción’”

– Luis Held Ponce, exasesor de la Dirección de Administración de Provías Nacional del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), aseguró que no recibió dinero de las empresas del “Club de la Construcción”.

– “Durante 14 años he trabajado en el Ministerio de Transportes y Comunicaciones y nunca he recibido un solo sol del Club de la Construcción y de nadie”, enfatizó Luis Held.

– Al ser consultado sobre qué vínculo le unía a Carlos García Arenas, Held dijo: “Éramos asesores pero trabajábamos en unidades diferentes. Una vez me llamó a su despacho por un anónimo que le mandaron y de allí nunca me reuní con él. No era mi amigo”, anotó.

– Luis Held señaló a La República que no entabló ningún contacto con los representantes del “Club de la Construcción” porque como asesor no tenía poder de decisión para favorecer o ayudar en algún proceso de adjudicación de obras públicas.

Claves

– Paseos. Según el reporte migratorio, Marco Garnica Arenas registra 67 viajes al extranjero. Sus destinos fueron Brasil, Colombia, República Dominicana, Estados Unidos, Argentina, Chile, Cuba, México, El Salvador, Panamá y Nicaragua.

– Coincidencia. Óscar Rosas Villanueva partió al Brasil el 7 de julio del 2014, un día antes de que Garnica viajara al país de la samba.

Fuente: La República.

Constructoras sobornaban a funcionarios del MTC con viajes
Las empresas pagaban hasta 30 mil dólares por cada obra pública adjudicada a dedo, los invitaban a los mundiales de fútbol, los paseaban por las playas brasileñas
Constructoras sobornaban a funcionarios del MTC con viajes
27 de febrero de 2019

“¿Qué tipo de beneficios recibieron los funcionarios o servidores del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), a cambio de direccionar la adjudicación de las obras públicas a favor de los miembros del ‘Club de la Construcción’?”, preguntaron las autoridades de la Fiscalía de Corrupción de Funcionarios a los colaboradores eficaces del caso.

Los testigos respondieron cómo era que se abonaban los sobornos. Es la primera vez que se conoce cómo es que altos funcionarios del Ejecutivo eran coimeados por grandes constructoras a las que se les otorgaba millonarios proyectos. Según la versión de los colaboradores eficaces, el exgerente de la Unidad Gerencial de Obras de Provías Nacional, una de las entidades del Estado que dispone de uno de los presupuestos más cuantiosos, Marcos Garnica Arenas era parte de la organización. Garnica era una pieza fundamental para que la mafia de la construcción se hiciera con licitaciones más trascendentales.

“Con relación a Marcos Garnica Arenas, sabemos que por cada licitación recibió pagos de 15 a 30 mil dólares, según el monto del valor referencial de cada obra. Entre 2011 a 2014 podría haber recibido un aproximado de 400 mil dólares. También recibió canastas navideñas de las empresas del ‘Club de la Construcción’”, respondieron los testigos.

Seguidamente, describieron el papel que cumplió y su manera de actuar.

Marcos Garnica utilizaba el teléfono 997354981 y llamaba al gerente de Obrainsa, Ernesto Tejeda Moscoso. Tejeda le indicaba que el dinero que le daba provenía de sus utilidades. Sus directores (de la constructora) sabían de eso. Sus directores debían pensar que este sacaba el dinero para gastárselo en él mismo”, dijeron. Ernesto Tejeda se encuentra en condición de imputado por este caso.

“Los empresarios constructores se congraciaban con Marco Garnica Arenas. En 2010, Andrade Gutiérrez, por intermedio de Angelo Lodi y Afranio Nogueira Magalhaes, lo llevaron a Colombia, todo pagado. Más en concreto, a Cartagena de Indias”, explicaron.

El placer de la cutra

“En julio del 2014, la empresa Queiroz Galvao, por intermedio de Óscar Javier Rosas Villanueva y Leonardo Guimaraes Passos, lo llevaron a Brasil. Más en concreto, al estado de Sao Paulo como espectador en un palco de uno de los partidos de la semifinal del mundial Brasil 2014. Me refiero al partido de Holanda versus Argentina que se llevó a cabo en el estadio de Arenas de Corintias, el 9 de julio del 2014”, añadieron.

Efectivamente, según Migraciones, Garnica salió a Brasil el 8 de julio y retornó el 15 del mismo mes en 2014.

“Sabemos que con frecuencia los empresarios lo llevaban a almorzar a distintos lugares, por ejemplo, al restaurante San Fernando, en Jesús María; a El Grifo, de la avenida Colonial, etc. Sabemos que José Castillo Dibós, de ICCGSA, le pagó su luna de miel en República Dominicana, más en concreto, en Punta Cana, en el Hotel Barceló Bávaro Palace”, añadieron los testigos.

“El dinero que percibió Marcos Garnica no lo bancarizó, pero conocemos que hizo viajes a Estados Unidos, China y Brasil. Pagó los estudios de sus hijas en Estados Unidos en 2007.

En el caso de Renzo Fernández Prada y Selvi Ruberto Vargas sabemos que recibieron sumas de dinero considerables”, apuntaron.

La República visitó varias veces la vivienda de Garnica, pero no había nadie. De acuerdo con Migraciones, abandonó Perú con dirección a Nicaragua el 2 de febrero de este año, en plena investigación en su contra.

Marco Garnica Arenas agendó las licitaciones promovidas por Provías Nacional, de 2009 hasta 2013. Inclusive consignó números telefónicos de los empresarios con los cuales mantenía una fluida comunicación. Garnica tiene vistas fotográficas que aluden su cercanía con los miembros del club y fotografías de viajes con empresarios que hicieron a Colombia y Brasil. Tiene un registro fílmico donde se aprecia a Fernando Guimaraes y a Óscar Rosas Villanueva en un palco de un estadio donde se jugó la semifinal entre Argentina y Holanda. Registra fotografías también con (el exasesor del MTC) Carlos García Alcázar. Registra tomas fotográficas que dan cuenta de los correos emitidos por quien fuera su secretaria de Carlos García, quien era la que convocaba a las reuniones”, manifestaron los colaboradores eficaces.

En el caso de la brasileña OAS, usaba otro método para pagar las cutras.

“Abonaba sus dádivas con dinero proveniente de Brasil, trasladado por personas naturales a quienes se conocía como ‘doleiros’. Aquel dinero se trasladaba a la Universidad Nacional de Ingeniería, donde funcionaban las oficinas de la Línea Amarilla, de OAS, que la gerenciaba Leonardo Fracassi Costa”, precisaron.

Telaraña corrupta

El exasesor del MTC Carlos García Alcázar montó una estructura dentro de Provías Nacional que le permitía estar informado de todos los procesos de licitación, de manera que sus cómplices del ‘Club de la Construcción’ tenían la oportunidad de escoger las obras que les interesaban. Los testigos proporcionaron la identidad de los funcionarios con los que coordinaba.

“Por intermedio de su secretaria, Isabel del Carmen Roller Cruz, García convocaba a reuniones con el encargado de la Unidad Gerencial de Obras, Marco Garnica Arenas; al jefe del área de Estudio, Amaru López Benavides; al jefe de área Ambiental, Ítalo Díaz Horna; y al jefe del área de Planificación y Presupuesto, Amaru Quijano Pittman”, informaron. Todos desfilarán por la Fiscalía de Corrupción de Funcionarios.

“Carlos García Alcázar velaba por el cumplimiento de los plazos ya que, en ocasiones, las licitaciones se dilataban, y García metía corriente a los encargados. Muchas veces los contratistas formulaban consultas con la finalidad de elevar los valores referenciales frente a la que García convocaba a los servidores que podían viabilizar el aumento del valor referencial, concretamente los del área de Costos de la Gerencia de Estudios de Provías Nacional. García también se encargaba de que se mantuviera la estructura del club y no dejaba ingresar a otras empresas extranjeras”, describieron los testigos.

¿Quién amparaba la actuación de García?

“El único contacto que tenía García era el exministro Carlos Paredes Rodríguez. Solo despachaba con él”, dijeron.

Paredes ha desmentido haber sostenido vínculos con García.

El botín de las obras públicas era tan apetitoso que algunos intimidaron a sus cómplices.

Carlos García Alcázar me confesó y me reiteró que lo habían amenazado de muerte”, relataron los colaboradores eficaces.

No solo era cuestión de dinero, sino también de plomo.

“No recibí ni un solo sol del ‘Club de la Construcción’”

– Luis Held Ponce, exasesor de la Dirección de Administración de Provías Nacional del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), aseguró que no recibió dinero de las empresas del “Club de la Construcción”.

– “Durante 14 años he trabajado en el Ministerio de Transportes y Comunicaciones y nunca he recibido un solo sol del Club de la Construcción y de nadie”, enfatizó Luis Held.

– Al ser consultado sobre qué vínculo le unía a Carlos García Arenas, Held dijo: “Éramos asesores pero trabajábamos en unidades diferentes. Una vez me llamó a su despacho por un anónimo que le mandaron y de allí nunca me reuní con él. No era mi amigo”, anotó.

– Luis Held señaló a La República que no entabló ningún contacto con los representantes del “Club de la Construcción” porque como asesor no tenía poder de decisión para favorecer o ayudar en algún proceso de adjudicación de obras públicas.

Claves

– Paseos. Según el reporte migratorio, Marco Garnica Arenas registra 67 viajes al extranjero. Sus destinos fueron Brasil, Colombia, República Dominicana, Estados Unidos, Argentina, Chile, Cuba, México, El Salvador, Panamá y Nicaragua.

– Coincidencia. Óscar Rosas Villanueva partió al Brasil el 7 de julio del 2014, un día antes de que Garnica viajara al país de la samba.

Fuente: La República.

MÁS NOTICIAS