Denuncian abuso sexual en cuartel de Arequipa

Dos miembros femeninos del Ejército Peruano que prestan servicio en el cuartel Arias Aragüez, del distrito de Jacobo Hunter en Arequipa, denunciaron al enfermero EP Luis Velez Benavente (30) de haberlas ultrajado. La primera mujer dijo que sufrió de abuso sexual cuando fue a ponerse una inyección y la segunda lo acusó de manosearle las nalgas.

Los ataques ocurrieron entre las 8.30 y las 13.00 horas del último sábado, mientras prestaban servicio militar. Ambas contaron lo ocurrido a la Teniente EP Maricruz Ariaz Huamaní, quien informó a sus superiores e intervinieron al enfermero.

Se dio aviso a la policía y a la fiscalía de Hunter, quienes detuvieron al sospechoso de abuso sexual. Velez fue conducido a la comisaría de Hunter, mientras que las denunciantes pasaron examen médico legista el mismo sábado.

Las pruebas médicas confirmaron lesiones genitales compatibles con agresión sexual y otras marcas externas en una de las jóvenes. El encargado del tercer despacho de la fiscalía de Hunter, Carlos Arias Lovón, se hizo cargo de la investigación y evalúa solicitar prisión preventiva.

Ayer, ante la policía de Hunter, las dos jóvenes de 20 años ratificaron su denuncia en la dependencia policial. En presencia del representante de la fiscalía y la policía contaron su versión de los hechos. El enfermero también rindió una declaración donde indicó que la relación sexual con una de las mujeres fue consentida y que no agredió a la otra denunciante. 

Lo sacaron

Mediante un comunicado oficial signado con el Nro.006/EP, el Ejército informó que separó de sus funciones al investigado y darán asistencia psicológica a las víctimas. El fuero militar también lo investigará.

Trascendió que existirían otras dos soldados que habrían sufrido agresiones similares pero tienen miedo de denunciarlas. Según la declaración de las agraviadas el sábado, el enfermero las amenazaba con castigos físicos y otros de índole militar si lo acusaban.

Fuente: La República.

Denuncian abuso sexual en cuartel de Arequipa
Caso. Enfermero del Ejército es acusado de abuso sexual. Implicado lo niega.
Denuncian abuso sexual en cuartel de Arequipa
25 de marzo de 2019

Dos miembros femeninos del Ejército Peruano que prestan servicio en el cuartel Arias Aragüez, del distrito de Jacobo Hunter en Arequipa, denunciaron al enfermero EP Luis Velez Benavente (30) de haberlas ultrajado. La primera mujer dijo que sufrió de abuso sexual cuando fue a ponerse una inyección y la segunda lo acusó de manosearle las nalgas.

Los ataques ocurrieron entre las 8.30 y las 13.00 horas del último sábado, mientras prestaban servicio militar. Ambas contaron lo ocurrido a la Teniente EP Maricruz Ariaz Huamaní, quien informó a sus superiores e intervinieron al enfermero.

Se dio aviso a la policía y a la fiscalía de Hunter, quienes detuvieron al sospechoso de abuso sexual. Velez fue conducido a la comisaría de Hunter, mientras que las denunciantes pasaron examen médico legista el mismo sábado.

Las pruebas médicas confirmaron lesiones genitales compatibles con agresión sexual y otras marcas externas en una de las jóvenes. El encargado del tercer despacho de la fiscalía de Hunter, Carlos Arias Lovón, se hizo cargo de la investigación y evalúa solicitar prisión preventiva.

Ayer, ante la policía de Hunter, las dos jóvenes de 20 años ratificaron su denuncia en la dependencia policial. En presencia del representante de la fiscalía y la policía contaron su versión de los hechos. El enfermero también rindió una declaración donde indicó que la relación sexual con una de las mujeres fue consentida y que no agredió a la otra denunciante. 

Lo sacaron

Mediante un comunicado oficial signado con el Nro.006/EP, el Ejército informó que separó de sus funciones al investigado y darán asistencia psicológica a las víctimas. El fuero militar también lo investigará.

Trascendió que existirían otras dos soldados que habrían sufrido agresiones similares pero tienen miedo de denunciarlas. Según la declaración de las agraviadas el sábado, el enfermero las amenazaba con castigos físicos y otros de índole militar si lo acusaban.

Fuente: La República.

MÁS NOTICIAS