Testigo dio detalles sobre cambio de notas de fiscal Chávarry

La versión de un nuevo testigo que labora en el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) da más documentos que dan nuevas luces sobre lo que sucedió el 28 de junio pasado en dicha institución. Aquel día –en pleno proceso de ratificación– personal de informática del CNM alertó que las calificaciones de los magistrados Pedro Gonzalo Chávarry y Josué Pariona habían sufrido alteraciones, el primero por más de 10 puntos y el segundo por 0,5. El caso de Chávarry llamó especialmente la atención, pues de 69,22 pasó a tener 79,72 puntos, es decir, de Insuficiente a Bueno, según se cataloga en la Ley de la Carrera Fiscal.

—Testigo directo—

“En los años que llevo trabajando en el Consejo Nacional de la Magistratura, nunca ha ocurrido un problema de cambio de notas con ningún magistrado”, declaró el pasado 9 de octubre el abogado Miguel Montoya, trabajador de la Dirección de Evaluación y Ratificación de la entidad ante la Fiscalía Especializada en Crimen Organizado del Callao.

Montoya es uno de los abogados responsables de ingresar en el sistema virtual del consejo toda la información recabada durante los procesos de ratificación.

En su declaración, Montoya aseguró que en la noche del 27 de junio dejó debidamente registrados, en el sistema virtual, las notas y los comentarios que el equipo evaluador entregó al CNM sobre el fiscal Pedro Chávarry. Este hecho ha sido refrendado por su jefa de área, Norma Gutiérrez, ante la fiscalía.

Al día siguiente, sin embargo, sucedió algo que consideró inédito: “Eduardo Vargas Vila, técnico de la Oficina de Tecnología de la Información (OTI) […] me dijo: ‘El sistema no ha realizado la sumatoria correcta de las calificaciones’ […]. Le dije: ‘Hay que corregir ese problema’ y Eduardo me indicó que necesitaba que lo autorice […] en vista de que el informe estaba finalizado y el sistema estaba cerrado”.

Montoya explicó que para el 28 de junio él ya “no podía modificar las notas”, pues su perfil de usuario “tenía acceso restringido”. En esta línea, cualquier cambio solo podía realizarse en la oficina de informática (OTI): “Él [Eduardo Vargas] se retira y regresa después de 20 minutos y me dice: ‘Ya lo corregí, doctor’”.

Montoya ha precisado que le reclamó al funcionario de la OTI por lo sucedido. “Le dije: ‘Eduardo, ¿qué pasó? Has cambiado las calificaciones’, y él no me respondió, se quedó callado […]”.

—Cambios de texto—
Cuando Montoya retornó a verificar los presuntos cambios en las cifras de notas, encontró, además, que los textos con los comentarios que hizo uno de los abogados evaluadores –Leysser León– habían sido modificados. “Ingresé a ver los formatos de calificación de los especialistas calificadores […] los comentarios fueron alterados en cuatro de las decisiones […]”, afirmó.

Así, por ejemplo, respecto a la evaluación sobre el dictamen 2108-2013-MP-FN de Pedro Chávarry, en el rubro Criterio 1, el comentario original era crítico: “[…] Los problemas jurídicos de fondo no han sido expuestos de forma separada, lo que habría podido servir para hacer más simple el análisis del dictamen fiscal […]”.

El comentario cambiado dice: “[…] El dictamen revisado es fluido y claro, además de prolijo en referencias a los actuados […]”.

—Factor Alarcón—
El ingeniero José Alarcón, jefe de OTI –área donde, según el testigo, se habrían hecho los cambios–, negó que las notas hayan sido alteradas. “Insisto, nunca se ha calificado al Dr. Chávarry con otra nota que no sea 69,22, no consta en ningún acta del pleno del CNM”, dijo en carta dirigida a El Comercio.

El incidente, sin embargo, sí consta en informes elaborados por la Dirección de Ratificaciones del consejo y fue mencionado por el consejero Baltazar Morales el 3 de julio pasado, en la sesión en la que Pedro Chávarry fue ratificado, según un audio difundido por el diario el Comercio.

Para Alarcón, lo sucedido con las calificaciones de Chávarry solo obedece a un “error de módulo” que, según asegura, se suscitó el 27 de junio en el área de la Dirección de Ratificaciones y no el 28 en su oficina. Ese día 27, agregó, el abogado Montoya sí tenía libre acceso al sistema.

“Es preciso mencionar que el Dr. Miguel Montoya, al elaborar el informe preliminar del Dr. Chávarry Vallejos en la noche del 27 de junio del presente, no advirtió los errores del módulo […], lo cual denota falta de cuidado en sus labores”, redactó Alarcón en un memorándum que envió a su procuraduría.

Alarcón agregó que cuando se denunció el problema el 28 de junio, él buscó una solución: “se tomaron las medidas correctivas en forma inmediata y oportuna, dando por solucionado el incidente el mismo día que fue reportado, a las 10 a.m., y subsanado a las 16:30, aproximadamente”.

Por su parte, el ingeniero Eduardo Vargas de OTI argumentó que el “incidente en el módulo informático” generó réplicas “no solamente de las calificaciones, sino también de los comentarios”.

Dictamen 2108-2013
Entre los ‘pantallazos’ está la evaluación al Dictamen 2108 del fiscal Chávarry. Aquí se pasó de 1,2 a 1,66 puntos. El texto original decía: “[…] los problemas jurídicos de fondo no han sido expuestos de forma separada […]”.


Dictamen 757-2011
Al Dictamen 757 de Chávarry, se le puso 0,5 pero luego apareció con 1,66 puntos. El comentario original decía: “[…] no se abordan puntos centrales de la temática discutida. La argumentación es escasa […]”.

Alarcón y Chávarry
Viejos conocidos
Sobre su presunta cercanía con el fiscal de la Nación, José Alarcón sostuvo: “Soy fundador del Ministerio Público […] por lo tanto, conozco a varios magistrados, entre ellos el doctor Gonzalo Chávarry”.

Coincidencias
José Antonio Alarcón fue director general de la Oficina General de Tecnologías de la Información (OGTI) del Ministerio de la Producción entre el 1 de agosto del 2011 y el 19 de marzo del 2012. Jean Carlo Chávarry Romero –hijo del fiscal– laboró en esa oficina desde el 12 de octubre del 2011 hasta el día siguiente en que Alarcón salió: 20 de marzo del 2012.

Sin respuesta
Ni Jean Carlo Chávarry ni el fiscal de la Nación accedieron a ser entrevistados para este reportaje.

Fuente: El Comercio.

Fotos: El Comercio.

Testigo dio detalles sobre cambio de notas de fiscal Chávarry
Documentos muestran cómo se modificaron los textos del equipo que evaluó al magistrado. Trabajador del CNM entregó información a fiscalía del Callao.
Testigo dio detalles sobre cambio de notas de fiscal Chávarry
7 de noviembre de 2018

La versión de un nuevo testigo que labora en el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) da más documentos que dan nuevas luces sobre lo que sucedió el 28 de junio pasado en dicha institución. Aquel día –en pleno proceso de ratificación– personal de informática del CNM alertó que las calificaciones de los magistrados Pedro Gonzalo Chávarry y Josué Pariona habían sufrido alteraciones, el primero por más de 10 puntos y el segundo por 0,5. El caso de Chávarry llamó especialmente la atención, pues de 69,22 pasó a tener 79,72 puntos, es decir, de Insuficiente a Bueno, según se cataloga en la Ley de la Carrera Fiscal.

—Testigo directo—

“En los años que llevo trabajando en el Consejo Nacional de la Magistratura, nunca ha ocurrido un problema de cambio de notas con ningún magistrado”, declaró el pasado 9 de octubre el abogado Miguel Montoya, trabajador de la Dirección de Evaluación y Ratificación de la entidad ante la Fiscalía Especializada en Crimen Organizado del Callao.

Montoya es uno de los abogados responsables de ingresar en el sistema virtual del consejo toda la información recabada durante los procesos de ratificación.

En su declaración, Montoya aseguró que en la noche del 27 de junio dejó debidamente registrados, en el sistema virtual, las notas y los comentarios que el equipo evaluador entregó al CNM sobre el fiscal Pedro Chávarry. Este hecho ha sido refrendado por su jefa de área, Norma Gutiérrez, ante la fiscalía.

Al día siguiente, sin embargo, sucedió algo que consideró inédito: “Eduardo Vargas Vila, técnico de la Oficina de Tecnología de la Información (OTI) […] me dijo: ‘El sistema no ha realizado la sumatoria correcta de las calificaciones’ […]. Le dije: ‘Hay que corregir ese problema’ y Eduardo me indicó que necesitaba que lo autorice […] en vista de que el informe estaba finalizado y el sistema estaba cerrado”.

Montoya explicó que para el 28 de junio él ya “no podía modificar las notas”, pues su perfil de usuario “tenía acceso restringido”. En esta línea, cualquier cambio solo podía realizarse en la oficina de informática (OTI): “Él [Eduardo Vargas] se retira y regresa después de 20 minutos y me dice: ‘Ya lo corregí, doctor’”.

Montoya ha precisado que le reclamó al funcionario de la OTI por lo sucedido. “Le dije: ‘Eduardo, ¿qué pasó? Has cambiado las calificaciones’, y él no me respondió, se quedó callado […]”.

—Cambios de texto—
Cuando Montoya retornó a verificar los presuntos cambios en las cifras de notas, encontró, además, que los textos con los comentarios que hizo uno de los abogados evaluadores –Leysser León– habían sido modificados. “Ingresé a ver los formatos de calificación de los especialistas calificadores […] los comentarios fueron alterados en cuatro de las decisiones […]”, afirmó.

Así, por ejemplo, respecto a la evaluación sobre el dictamen 2108-2013-MP-FN de Pedro Chávarry, en el rubro Criterio 1, el comentario original era crítico: “[…] Los problemas jurídicos de fondo no han sido expuestos de forma separada, lo que habría podido servir para hacer más simple el análisis del dictamen fiscal […]”.

El comentario cambiado dice: “[…] El dictamen revisado es fluido y claro, además de prolijo en referencias a los actuados […]”.

—Factor Alarcón—
El ingeniero José Alarcón, jefe de OTI –área donde, según el testigo, se habrían hecho los cambios–, negó que las notas hayan sido alteradas. “Insisto, nunca se ha calificado al Dr. Chávarry con otra nota que no sea 69,22, no consta en ningún acta del pleno del CNM”, dijo en carta dirigida a El Comercio.

El incidente, sin embargo, sí consta en informes elaborados por la Dirección de Ratificaciones del consejo y fue mencionado por el consejero Baltazar Morales el 3 de julio pasado, en la sesión en la que Pedro Chávarry fue ratificado, según un audio difundido por el diario el Comercio.

Para Alarcón, lo sucedido con las calificaciones de Chávarry solo obedece a un “error de módulo” que, según asegura, se suscitó el 27 de junio en el área de la Dirección de Ratificaciones y no el 28 en su oficina. Ese día 27, agregó, el abogado Montoya sí tenía libre acceso al sistema.

“Es preciso mencionar que el Dr. Miguel Montoya, al elaborar el informe preliminar del Dr. Chávarry Vallejos en la noche del 27 de junio del presente, no advirtió los errores del módulo […], lo cual denota falta de cuidado en sus labores”, redactó Alarcón en un memorándum que envió a su procuraduría.

Alarcón agregó que cuando se denunció el problema el 28 de junio, él buscó una solución: “se tomaron las medidas correctivas en forma inmediata y oportuna, dando por solucionado el incidente el mismo día que fue reportado, a las 10 a.m., y subsanado a las 16:30, aproximadamente”.

Por su parte, el ingeniero Eduardo Vargas de OTI argumentó que el “incidente en el módulo informático” generó réplicas “no solamente de las calificaciones, sino también de los comentarios”.

Dictamen 2108-2013
Entre los ‘pantallazos’ está la evaluación al Dictamen 2108 del fiscal Chávarry. Aquí se pasó de 1,2 a 1,66 puntos. El texto original decía: “[…] los problemas jurídicos de fondo no han sido expuestos de forma separada […]”.


Dictamen 757-2011
Al Dictamen 757 de Chávarry, se le puso 0,5 pero luego apareció con 1,66 puntos. El comentario original decía: “[…] no se abordan puntos centrales de la temática discutida. La argumentación es escasa […]”.

Alarcón y Chávarry
Viejos conocidos
Sobre su presunta cercanía con el fiscal de la Nación, José Alarcón sostuvo: “Soy fundador del Ministerio Público […] por lo tanto, conozco a varios magistrados, entre ellos el doctor Gonzalo Chávarry”.

Coincidencias
José Antonio Alarcón fue director general de la Oficina General de Tecnologías de la Información (OGTI) del Ministerio de la Producción entre el 1 de agosto del 2011 y el 19 de marzo del 2012. Jean Carlo Chávarry Romero –hijo del fiscal– laboró en esa oficina desde el 12 de octubre del 2011 hasta el día siguiente en que Alarcón salió: 20 de marzo del 2012.

Sin respuesta
Ni Jean Carlo Chávarry ni el fiscal de la Nación accedieron a ser entrevistados para este reportaje.

Fuente: El Comercio.

Fotos: El Comercio.

MÁS NOTICIAS