El testigo del pedido del aporte para la campaña por el No

El brasileño Raúl Ribeiro Pereira Neto era gerente general de la concesionaria Rutas de Lima (conformada por Odebrecht) en febrero del 2013. Por esas fechas, asegura haber sido testigo de cómo José Miguel Castro, entonces gerente de la Municipalidad Metropolitana de Lima (MML), solicitó a Jorge Barata aportes económicos para la campaña por el No a la revocación de Susana Villarán. Así lo declaró en octubre pasado ante el fiscal Germán Juárez, según un audio al que accedió El Comercio.

—Nombre clave en caja 2—
“Yo estuve con él [Jorge Barata] en una reunión y, para nuestra sorpresa, no se habló del proyecto. […] José Miguel Castro hizo un pedido de apoyo a la campaña contra la revocatoria a Jorge Barata en el monto de 3 millones”, indicó Ribeiro Pereira en Curitiba (Brasil).

Ribeiro también declaró al fiscal Juárez que el codinome o nombre clave con el que se conocía a Castro en la planilla de la División de Operaciones Estructuradas era ‘Budian’, tal como El Comercio reveló en octubre pasado.

Agregó que Barata le ordenó comunicarse con Fernando Migliaccio, entonces tesorero de la División de Operaciones Estructuradas, para coordinar las entregas de dinero. “Tuve contacto con Fernando Migliaccio. O sea, me llamó un par de veces para pedir que Jorge entre en contacto con Brasil para […] aprobar algún pago”.

—Cuenta en Banca Privada de Andorra—
Según Ribeiro, su entonces jefe Jorge Barata también le informó que parte del dinero de esa campaña se entregaría a través de la Banca Privada de Andorra (BPA): “Barata me dijo que los pagos que se dieron en Lima fueron hechos a través de una cuenta […] y en ese momento tuve conocimiento de que había un banco en Andorra”.

La persona enviada por la BPA, responsable de las cuentas de Odebrecht, fue Andrés Sanguinetti Barros, conocido como ‘Betingo’. “Llegó al Perú por pedido de Barata y yo lo presenté a José Miguel Castro, pero no estuve en una reunión con ellos”, remarcó Ribeiro.

En diálogo con este Diario, Gabriel Prado, ex gerente de Seguridad Ciudadana de la MML, afirmó que Sanguinetti fue la persona que se reunió con él y con Castro en el hotel Novotel el 28 de junio del 2013. “Las tres personas: el señor Castro, el señor Sanguinetti, que ahora sé que es Sanguinetti, y yo [nos reunimos]”, afirmó.

De esta manera, Prado develó la identidad del tercer personaje (Sanguinetti) que, meses antes, tanto él como Castro dijeron no recordar cómo se llamaba: “Tengo claro que fue Sanguinetti […] y a él le entregué los documentos en blanco firmados”.

El diario “El País” de España publicó documentos con el nombre de Prado como apoderado de la cuenta de la ‘offshore’ Relton Holding S.A., con sede en Panamá y que fue abierta por Sanguinetti. Prado insiste en que firmó papeles en blanco y su nombre fue utilizado sin su autorización.

En tanto, José Miguel Castro sí reconoció una reunión con Prado, pero no con Sanguinetti. “La verdad es que al señor Sanguinetti no lo conozco, no sé quién es y nunca lo he visto”.

—José Miguel Castro niega imputaciones—
José Miguel Castro, ex gerente de la Municipalidad de Lima, respondió a este Diario que tanto Raúl Ribeiro como Jorge Barata “tendrían que demostrar y acreditar cómo se pagaron esos supuestos 3 millones de los cuales hablan […] sobre eso no han presentado una sola prueba, una sola cuenta que me vincule con eso”.

Asimismo, descartó que el codinome ‘Budian’ se refiera a él. “Eso es completamente inexacto. Yo considero que Odebrecht está tratando de construir una realidad inexistente”, indicó.

—Prado admite reunión con ejecutivo del BPA—
Gabriel Prado, ex gerente de Seguridad de la Municipalidad Metropolitana de Lima, responde.

—¿En esa reunión quiénes estuvieron?
Las tres personas. El señor Castro, el señor Sanguinetti, que ahora sé que es él, y yo. En la primera declaración que doy a la fiscalía doy la descripción de esta persona. No lo conocía de antes, no me había reunido antes con él y ni recordaba su nombre. Di una descripción física y el acento que tenía esa persona.

—A la luz de los hechos, ¿tiene claro que fue Sanguinetti quien estuvo en esa reunión?
Ahora sí, claro que sí.

—¿Nunca le mencionó que iba a abrir una cuenta?
No, porque además yo acompañé la información de la autorización con mi currículum. Para abrir una cuenta [bancaria] no se requiere un currículum […]. Lo novedoso es que ahora, a la luz de los hechos, sé que esa persona con la que me reuní es el señor Sanguinetti.

—¿Sabía que Sanguinetti fue el gestor de Odebrecht en la BPA?
Ahora lo sé.

Fuente: El Comercio.

El testigo del pedido del aporte para la campaña por el No
Raúl Ribeiro, ex ejecutivo de Odebrecht, aseguró al fiscal que ex gerente de la MML José Miguel Castro le pidió US$3 mlls. a Jorge Barata
El testigo del pedido del aporte para la campaña por el No
6 de diciembre de 2018

El brasileño Raúl Ribeiro Pereira Neto era gerente general de la concesionaria Rutas de Lima (conformada por Odebrecht) en febrero del 2013. Por esas fechas, asegura haber sido testigo de cómo José Miguel Castro, entonces gerente de la Municipalidad Metropolitana de Lima (MML), solicitó a Jorge Barata aportes económicos para la campaña por el No a la revocación de Susana Villarán. Así lo declaró en octubre pasado ante el fiscal Germán Juárez, según un audio al que accedió El Comercio.

—Nombre clave en caja 2—
“Yo estuve con él [Jorge Barata] en una reunión y, para nuestra sorpresa, no se habló del proyecto. […] José Miguel Castro hizo un pedido de apoyo a la campaña contra la revocatoria a Jorge Barata en el monto de 3 millones”, indicó Ribeiro Pereira en Curitiba (Brasil).

Ribeiro también declaró al fiscal Juárez que el codinome o nombre clave con el que se conocía a Castro en la planilla de la División de Operaciones Estructuradas era ‘Budian’, tal como El Comercio reveló en octubre pasado.

Agregó que Barata le ordenó comunicarse con Fernando Migliaccio, entonces tesorero de la División de Operaciones Estructuradas, para coordinar las entregas de dinero. “Tuve contacto con Fernando Migliaccio. O sea, me llamó un par de veces para pedir que Jorge entre en contacto con Brasil para […] aprobar algún pago”.

—Cuenta en Banca Privada de Andorra—
Según Ribeiro, su entonces jefe Jorge Barata también le informó que parte del dinero de esa campaña se entregaría a través de la Banca Privada de Andorra (BPA): “Barata me dijo que los pagos que se dieron en Lima fueron hechos a través de una cuenta […] y en ese momento tuve conocimiento de que había un banco en Andorra”.

La persona enviada por la BPA, responsable de las cuentas de Odebrecht, fue Andrés Sanguinetti Barros, conocido como ‘Betingo’. “Llegó al Perú por pedido de Barata y yo lo presenté a José Miguel Castro, pero no estuve en una reunión con ellos”, remarcó Ribeiro.

En diálogo con este Diario, Gabriel Prado, ex gerente de Seguridad Ciudadana de la MML, afirmó que Sanguinetti fue la persona que se reunió con él y con Castro en el hotel Novotel el 28 de junio del 2013. “Las tres personas: el señor Castro, el señor Sanguinetti, que ahora sé que es Sanguinetti, y yo [nos reunimos]”, afirmó.

De esta manera, Prado develó la identidad del tercer personaje (Sanguinetti) que, meses antes, tanto él como Castro dijeron no recordar cómo se llamaba: “Tengo claro que fue Sanguinetti […] y a él le entregué los documentos en blanco firmados”.

El diario “El País” de España publicó documentos con el nombre de Prado como apoderado de la cuenta de la ‘offshore’ Relton Holding S.A., con sede en Panamá y que fue abierta por Sanguinetti. Prado insiste en que firmó papeles en blanco y su nombre fue utilizado sin su autorización.

En tanto, José Miguel Castro sí reconoció una reunión con Prado, pero no con Sanguinetti. “La verdad es que al señor Sanguinetti no lo conozco, no sé quién es y nunca lo he visto”.

—José Miguel Castro niega imputaciones—
José Miguel Castro, ex gerente de la Municipalidad de Lima, respondió a este Diario que tanto Raúl Ribeiro como Jorge Barata “tendrían que demostrar y acreditar cómo se pagaron esos supuestos 3 millones de los cuales hablan […] sobre eso no han presentado una sola prueba, una sola cuenta que me vincule con eso”.

Asimismo, descartó que el codinome ‘Budian’ se refiera a él. “Eso es completamente inexacto. Yo considero que Odebrecht está tratando de construir una realidad inexistente”, indicó.

—Prado admite reunión con ejecutivo del BPA—
Gabriel Prado, ex gerente de Seguridad de la Municipalidad Metropolitana de Lima, responde.

—¿En esa reunión quiénes estuvieron?
Las tres personas. El señor Castro, el señor Sanguinetti, que ahora sé que es él, y yo. En la primera declaración que doy a la fiscalía doy la descripción de esta persona. No lo conocía de antes, no me había reunido antes con él y ni recordaba su nombre. Di una descripción física y el acento que tenía esa persona.

—A la luz de los hechos, ¿tiene claro que fue Sanguinetti quien estuvo en esa reunión?
Ahora sí, claro que sí.

—¿Nunca le mencionó que iba a abrir una cuenta?
No, porque además yo acompañé la información de la autorización con mi currículum. Para abrir una cuenta [bancaria] no se requiere un currículum […]. Lo novedoso es que ahora, a la luz de los hechos, sé que esa persona con la que me reuní es el señor Sanguinetti.

—¿Sabía que Sanguinetti fue el gestor de Odebrecht en la BPA?
Ahora lo sé.

Fuente: El Comercio.

MÁS NOTICIAS