Francesa Carole Marion acusa de violación sexual a candidato Cáceres

La ciudadana francesa Carole Marion decidió revelar a La Repúblicaque fue violada sexualmente por el ahora candidato al gobierno regional de Arequipa, Elmer Cáceres Llica. No obstante haber denunciado ante las autoridades desde el 2004, el caso todavía sigue pendiente de acusación, debido en gran parte a que Carole Marion tuvo que regresar a su país. Sin embargo, no dudó en ratificar que cuando contaba con 21 años de edad, Cáceres abusó de ella. Es la primera vez que Marion hace pública la grave imputación.

Este diario dejó varios mensajes al teléfono personal de Cáceres, y consta que los leyó, pero no quiso ofrecer una entrevista. El personal de prensa de su campaña también fue contactado. Tampoco hubo una respuesta. El jueves 29 de noviembre Cáceres tenía que estar presente en el debate con su contrincante Javier Ísmodes, confrontación organizada por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), evento al que se había comprometido a asistir. A sabiendas de que sería interrogado por los tres casos de violación que afronta –entre ellos el de Carole Marion–, no apareció.

El asalto sexual ocurrió en mayo del 2004 en el lejano distrito de Chivay, ubicado en la parte alta del cañón del Colca, en la provincia de Caylloma, en Arequipa. En aquel tiempo Cáceres era el alcalde de la provincia de Caylloma. Marion había llegado al Perú para cumplir con sus prácticas universitarias sobre Turismo.

“Yo era estudiante en la Universidad de Savoie Chambéry, en los Alpes (de Francia). Obtuve una beca en el 2004 para hacer prácticas en Perú. En febrero de ese año llegué a Arequipa para hacer un diagnóstico de la oferta turística en esta ciudad y en el cañón del Colca. A partir de marzo hasta fines de junio, más o menos, me fui a Chivay para crear una asociación de recorridos ecoturísticos con caminatas y circuitos de bicicleta para turistas. Encontré a mucha gente en el cañón del Colca. Yo estaba con peruanos, yo no estaba sola. Trabajaba en grupo. Todo estaba bien. Pero me sucedió un problema durante un festival con el señor Elmer Cáceres Llica”, narró vía Skype la francesa Carole Marion.

El 3 de mayo del 2004, Carole Marion asistió, en horas de la noche, a un festival en la ciudad de Chivay. Era una fiesta común, la gente estaba alegre y bailaba. Carole Marion asistió como parte de su trabajo. Recuerda que el entonces alcalde de Caylloma, Elmer Cáceres Llica, quería conocerla.

Fríamente calculado

“Me acuerdo que un señor que trabajaba con él vino a hablar conmigo. Me dijo que Elmer Cáceres Llica quería conversar conmigo. Que yo era la francesa que estaba trabajando en el cañón del Colca y todo. Que quería conocerme. Me acuerdo que este señor (Cáceres) preguntaba a otros hombres sobre mí. Eso me acuerdo muy bien. Yo no hablé mucho con él. No es alguien a quien conociera, con quien pudiera tener mucha conversación. Yo solamente sabía que era un político, que era alguien importante en la zona, y nada más. No hablamos de nada en especial”, recordó la ciudadana francesa.

Carole Marion tenía planeado regresar al cuarto donde se estaba alojando con amigos de la zona. Pero el alcalde se ofreció a llevarla en un vehículo hasta su vivienda. Ella confió porque los pobladores le dijeron que no había ningún problema, que el alcalde y su personal eran personas de bien.

Ingresó en el vehículo, se sentía muy cansada, algo mareada, como bajo los efectos de alguna droga. No entendía el motivo. Solo quería llegar a su vivienda y dormir. Pero la atmósfera en aquella movilidad fue un indicador de lo que ocurriría minutos más tarde.

Así lo relató Carole Marion:

“En el carro habían cuatro hombres. Yo me sentía muy rara en el coche. Yo pienso que en la bebida que tuve en ese festival, me pusieron algún tipo de droga o algo. Porque yo no estaba en mi estado normal. Era como si él (Cáceres) me hubiera elegido para que yo entrara en ese carro. Recuerdo que yo me moría de sueño. Quería ir a mi casa. No me gustaba lo que estaba pasando. (Cáceres) me decía: ‘Tú eres guapa’. Quería tocarme, yo no quería”.

Según lo narrado por Carole Marion, Elmer Cáceres bajó con ella del vehículo y la siguió hasta su habitación. No podía defenderse por el efecto de las drogas. Así fue que abusó sexualmente de ella.

“Yo no pude empujarlo, echarlo fuera de mi casa y cerrar la puerta. Yo estaba en un cuarto que era muy simple, en un pueblito. No había cámaras ni vigilancia. No podía echarle de mi casa. Entonces entró y abusó de mí. Él era más fuerte que yo en ese momento. Y esto es difícil de aceptar: el haber sido abusada y saber que no me encontraba en mi estado de salud normal”, dijo Carole Marion.

“Me sentí como en una trampa porque yo no tenía la fuerza para echarlo afuera. Él se encontraba en estado de ebriedad, había bebido. Estaba violento en sus palabras. Yo me sentía como bajo (el efecto de) drogas. En ese momento yo tenía como una nube en mi mente. Quería empujarlo, pero no tenía la fuerza para echarle. Su sexo entró en mi cuerpo. No fueron solamente tocamientos. Yo después me sentí como muerta. En mi mente, psicológicamente, yo tenía que luchar para estar viva en mi cuerpo otra vez. Eso es un estado de shock, porque en tu cabeza no sabes bien lo que ha pasado”, manifestó. “Después él se fue como una mierda. Se fue, y yo me quedé en mi cama como una basura. Como una basura”.

Justicia de espaldas

Carole Marion decidió denunciar a Elmer Cáceres Llica en una comisaría de la ciudad de Arequipa. Sorprendentemente, su caso fue archivado. Según relató, el médico legista escribió en su informe que no había signos de violencia física en sus partes íntimas. Las autoridades archivaron el caso sin tomar en consideración el tiempo que había pasado entre la violación sexual y la denuncia. Además, Carole Marion no opuso resistencia al abusador porque estaba bajo el efecto de las drogas.

Dijo Carole Marion:

“Yo me fui (a denunciar) como una semana después (de la violación). Estaba en el cañón (del Colca), estaba perdida en un lugar donde no hay todos estos servicios (de denuncias). Tenía que bajar hasta Arequipa para hacer todo esto. Lo que yo quiero decir es que la gente que sufre violencia sexual siente un impacto muy fuerte, y yo estaba fuera de mi país. No me fui inmediatamente al médico (legista) en Arequipa. Necesitaba tiempo para poner en palabras lo que había pasado, saber a dónde ir para hacer una denuncia, si es útil o no es útil hacer una denuncia (hacia una persona poderosa). Después de los hechos me quedé un día en mi cuarto sin moverme. Estaba muerta en mi cama, no quería levantarme. No quería hacer nada. Cuando salí de ese cuarto me fui a hablar con un amigo. El tiempo para ir con el bus hasta Arequipa, y todo, fue por lo menos diez días o más. Yo al principio no tenía la fuerza para denunciar”.

Carole Marion intentó acceder a su denuncia realizada el 22 de mayo del 2004 para actualizar el caso. Pero después de una semana aún no logra que le entreguen el expediente de su caso (ver documento).

“Parece que han perdido mi denuncia. Yo la hice para que un día haya justicia. Ahora no entiendo por qué no puedo acceder a ella”, señaló.

La República se comunicó insistentemente con el candidato Elmer Cáceres Llica. Lo llamamos varias veces, le dejamos mensajes por Whatsapp que fueron vistos, conversamos con su gente de prensa; pero todo fue en vano.

El aspirante al gobierno regional de Arequipa ha preferido esconderse. Carole Marion ha decidido sacar a la luz su historia. Quizás sea una forma de justicia que una de sus víctimas dé la cara y lo acuse directamente, piensa.

“Si lo tengo frente a mí, le diría que él no ha logrado vencerme. Yo soy más fuerte”. El tiempo transcurrido no ha borrado la cólera, la indignación, la sed de justicia.

Son tres imputaciones por el mismo delito

Luego de que Carole Marion formulara la denuncia por violación sexual, decidió de la mano de una abogada confrontar al entonces alcalde de Caylloma por el delito cometido contra su persona. Lo encontró en un espacio público rodeado de personas de su confianza y policías. Nadie la defendió.

“Con mi abogada organizamos una confrontación con Elmer Cáceres Llica, en Chivay. Yo lo vi, lo estaba mirando a los ojos. Para mí fue una fuerte emoción tener a este mismo hombre frente a mí. Pude hablar con él y decirle todo lo que quería decirle. Esperaba en ese momento que fuera a decir la verdad. Pero nunca lo dijo. Estaba casi riendo”, recordó la afectada.

En el 2014, la joven Yaritza Huillcahuamán Guillén acusó por violación a Elmer Cáceres Llica, quien entonces candidateaba por segunda vez al gobierno regional de Arequipa. Aunque luego se retractó la muchacha, el caso siguió en giro y se encuentra en estado preliminar.

En el 2017, la joven D.A.Q. se sumó a las acusaciones de violencia sexual contra Elmer Cáceres. Este proceso de investigación también se encuentra en condición preliminar.

La voceras de las organizaciones feministas Flora Tristán, Diana Miloslavich Tupac, y Manuela Ramos, Lisbeth Guillén Chávez, expresaron su preocupación por la eventualidad de que un investigado por presuntas violaciones sexuales en agravio de mujeres se convierta en gobernador de Arequipa.

Fuente: La República.

Francesa Carole Marion acusa de violación sexual a candidato Cáceres
Cuando vino al cañón del Colca para hacer sus prácticas como profesional de Turismo, la ciudadana Carole Marion fue ultrajada por el entonces alcalde de la provincia de Caylloma y actual candidato al gobierno regional de Arequipa.
Francesa Carole Marion acusa de violación sexual a candidato Cáceres
5 de diciembre de 2018

La ciudadana francesa Carole Marion decidió revelar a La Repúblicaque fue violada sexualmente por el ahora candidato al gobierno regional de Arequipa, Elmer Cáceres Llica. No obstante haber denunciado ante las autoridades desde el 2004, el caso todavía sigue pendiente de acusación, debido en gran parte a que Carole Marion tuvo que regresar a su país. Sin embargo, no dudó en ratificar que cuando contaba con 21 años de edad, Cáceres abusó de ella. Es la primera vez que Marion hace pública la grave imputación.

Este diario dejó varios mensajes al teléfono personal de Cáceres, y consta que los leyó, pero no quiso ofrecer una entrevista. El personal de prensa de su campaña también fue contactado. Tampoco hubo una respuesta. El jueves 29 de noviembre Cáceres tenía que estar presente en el debate con su contrincante Javier Ísmodes, confrontación organizada por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), evento al que se había comprometido a asistir. A sabiendas de que sería interrogado por los tres casos de violación que afronta –entre ellos el de Carole Marion–, no apareció.

El asalto sexual ocurrió en mayo del 2004 en el lejano distrito de Chivay, ubicado en la parte alta del cañón del Colca, en la provincia de Caylloma, en Arequipa. En aquel tiempo Cáceres era el alcalde de la provincia de Caylloma. Marion había llegado al Perú para cumplir con sus prácticas universitarias sobre Turismo.

“Yo era estudiante en la Universidad de Savoie Chambéry, en los Alpes (de Francia). Obtuve una beca en el 2004 para hacer prácticas en Perú. En febrero de ese año llegué a Arequipa para hacer un diagnóstico de la oferta turística en esta ciudad y en el cañón del Colca. A partir de marzo hasta fines de junio, más o menos, me fui a Chivay para crear una asociación de recorridos ecoturísticos con caminatas y circuitos de bicicleta para turistas. Encontré a mucha gente en el cañón del Colca. Yo estaba con peruanos, yo no estaba sola. Trabajaba en grupo. Todo estaba bien. Pero me sucedió un problema durante un festival con el señor Elmer Cáceres Llica”, narró vía Skype la francesa Carole Marion.

El 3 de mayo del 2004, Carole Marion asistió, en horas de la noche, a un festival en la ciudad de Chivay. Era una fiesta común, la gente estaba alegre y bailaba. Carole Marion asistió como parte de su trabajo. Recuerda que el entonces alcalde de Caylloma, Elmer Cáceres Llica, quería conocerla.

Fríamente calculado

“Me acuerdo que un señor que trabajaba con él vino a hablar conmigo. Me dijo que Elmer Cáceres Llica quería conversar conmigo. Que yo era la francesa que estaba trabajando en el cañón del Colca y todo. Que quería conocerme. Me acuerdo que este señor (Cáceres) preguntaba a otros hombres sobre mí. Eso me acuerdo muy bien. Yo no hablé mucho con él. No es alguien a quien conociera, con quien pudiera tener mucha conversación. Yo solamente sabía que era un político, que era alguien importante en la zona, y nada más. No hablamos de nada en especial”, recordó la ciudadana francesa.

Carole Marion tenía planeado regresar al cuarto donde se estaba alojando con amigos de la zona. Pero el alcalde se ofreció a llevarla en un vehículo hasta su vivienda. Ella confió porque los pobladores le dijeron que no había ningún problema, que el alcalde y su personal eran personas de bien.

Ingresó en el vehículo, se sentía muy cansada, algo mareada, como bajo los efectos de alguna droga. No entendía el motivo. Solo quería llegar a su vivienda y dormir. Pero la atmósfera en aquella movilidad fue un indicador de lo que ocurriría minutos más tarde.

Así lo relató Carole Marion:

“En el carro habían cuatro hombres. Yo me sentía muy rara en el coche. Yo pienso que en la bebida que tuve en ese festival, me pusieron algún tipo de droga o algo. Porque yo no estaba en mi estado normal. Era como si él (Cáceres) me hubiera elegido para que yo entrara en ese carro. Recuerdo que yo me moría de sueño. Quería ir a mi casa. No me gustaba lo que estaba pasando. (Cáceres) me decía: ‘Tú eres guapa’. Quería tocarme, yo no quería”.

Según lo narrado por Carole Marion, Elmer Cáceres bajó con ella del vehículo y la siguió hasta su habitación. No podía defenderse por el efecto de las drogas. Así fue que abusó sexualmente de ella.

“Yo no pude empujarlo, echarlo fuera de mi casa y cerrar la puerta. Yo estaba en un cuarto que era muy simple, en un pueblito. No había cámaras ni vigilancia. No podía echarle de mi casa. Entonces entró y abusó de mí. Él era más fuerte que yo en ese momento. Y esto es difícil de aceptar: el haber sido abusada y saber que no me encontraba en mi estado de salud normal”, dijo Carole Marion.

“Me sentí como en una trampa porque yo no tenía la fuerza para echarlo afuera. Él se encontraba en estado de ebriedad, había bebido. Estaba violento en sus palabras. Yo me sentía como bajo (el efecto de) drogas. En ese momento yo tenía como una nube en mi mente. Quería empujarlo, pero no tenía la fuerza para echarle. Su sexo entró en mi cuerpo. No fueron solamente tocamientos. Yo después me sentí como muerta. En mi mente, psicológicamente, yo tenía que luchar para estar viva en mi cuerpo otra vez. Eso es un estado de shock, porque en tu cabeza no sabes bien lo que ha pasado”, manifestó. “Después él se fue como una mierda. Se fue, y yo me quedé en mi cama como una basura. Como una basura”.

Justicia de espaldas

Carole Marion decidió denunciar a Elmer Cáceres Llica en una comisaría de la ciudad de Arequipa. Sorprendentemente, su caso fue archivado. Según relató, el médico legista escribió en su informe que no había signos de violencia física en sus partes íntimas. Las autoridades archivaron el caso sin tomar en consideración el tiempo que había pasado entre la violación sexual y la denuncia. Además, Carole Marion no opuso resistencia al abusador porque estaba bajo el efecto de las drogas.

Dijo Carole Marion:

“Yo me fui (a denunciar) como una semana después (de la violación). Estaba en el cañón (del Colca), estaba perdida en un lugar donde no hay todos estos servicios (de denuncias). Tenía que bajar hasta Arequipa para hacer todo esto. Lo que yo quiero decir es que la gente que sufre violencia sexual siente un impacto muy fuerte, y yo estaba fuera de mi país. No me fui inmediatamente al médico (legista) en Arequipa. Necesitaba tiempo para poner en palabras lo que había pasado, saber a dónde ir para hacer una denuncia, si es útil o no es útil hacer una denuncia (hacia una persona poderosa). Después de los hechos me quedé un día en mi cuarto sin moverme. Estaba muerta en mi cama, no quería levantarme. No quería hacer nada. Cuando salí de ese cuarto me fui a hablar con un amigo. El tiempo para ir con el bus hasta Arequipa, y todo, fue por lo menos diez días o más. Yo al principio no tenía la fuerza para denunciar”.

Carole Marion intentó acceder a su denuncia realizada el 22 de mayo del 2004 para actualizar el caso. Pero después de una semana aún no logra que le entreguen el expediente de su caso (ver documento).

“Parece que han perdido mi denuncia. Yo la hice para que un día haya justicia. Ahora no entiendo por qué no puedo acceder a ella”, señaló.

La República se comunicó insistentemente con el candidato Elmer Cáceres Llica. Lo llamamos varias veces, le dejamos mensajes por Whatsapp que fueron vistos, conversamos con su gente de prensa; pero todo fue en vano.

El aspirante al gobierno regional de Arequipa ha preferido esconderse. Carole Marion ha decidido sacar a la luz su historia. Quizás sea una forma de justicia que una de sus víctimas dé la cara y lo acuse directamente, piensa.

“Si lo tengo frente a mí, le diría que él no ha logrado vencerme. Yo soy más fuerte”. El tiempo transcurrido no ha borrado la cólera, la indignación, la sed de justicia.

Son tres imputaciones por el mismo delito

Luego de que Carole Marion formulara la denuncia por violación sexual, decidió de la mano de una abogada confrontar al entonces alcalde de Caylloma por el delito cometido contra su persona. Lo encontró en un espacio público rodeado de personas de su confianza y policías. Nadie la defendió.

“Con mi abogada organizamos una confrontación con Elmer Cáceres Llica, en Chivay. Yo lo vi, lo estaba mirando a los ojos. Para mí fue una fuerte emoción tener a este mismo hombre frente a mí. Pude hablar con él y decirle todo lo que quería decirle. Esperaba en ese momento que fuera a decir la verdad. Pero nunca lo dijo. Estaba casi riendo”, recordó la afectada.

En el 2014, la joven Yaritza Huillcahuamán Guillén acusó por violación a Elmer Cáceres Llica, quien entonces candidateaba por segunda vez al gobierno regional de Arequipa. Aunque luego se retractó la muchacha, el caso siguió en giro y se encuentra en estado preliminar.

En el 2017, la joven D.A.Q. se sumó a las acusaciones de violencia sexual contra Elmer Cáceres. Este proceso de investigación también se encuentra en condición preliminar.

La voceras de las organizaciones feministas Flora Tristán, Diana Miloslavich Tupac, y Manuela Ramos, Lisbeth Guillén Chávez, expresaron su preocupación por la eventualidad de que un investigado por presuntas violaciones sexuales en agravio de mujeres se convierta en gobernador de Arequipa.

Fuente: La República.

MÁS NOTICIAS