Quemaron con alcohol medicinal a madre e hija en Puno

Puno. Los amigos y familiares de Beatriz Marleni Ramos Cueto (45) y su hija Oneli Pamela Nieto Ramos (27), quienes murieron calcinadas en manos de desconocidos, pidieron que el crimen sea investigado por un equipo especial de agentes de criminalística de la Policía de Lima. No creen que el caso pueda ser esclarecido por efectivos de la comisaría de Ilave. 

Madre e hija fueron halladas sin vida el viernes 14 de diciembre por la menor hija de la víctima. Estaban con cinta adhesiva y les ataron los pies y manos. Luego, los asesinos les prendieron fuego. Cada una fue colocada sobre una cama en el segundo piso del hotel “El Gran Caymán” de propiedad de la familia de la agraviada, ubicado a media cuadra de la plaza de Armas de Ilave.

Según las primeras investigaciones, ambas habrían sido quemadas con alcohol medicinal, que fue extraído de la farmacia que funciona en el hotel. Se confirmó que Oneli Pamela Nieto tenía cortes a la altura del vientre y lesiones en el cuerpo. Para la Policía Nacional, hay mucho pan por rebanar. 

El esposo de Beatriz Ramos, Alfredo Nieto Casas (49), habría señalado preliminarmente que los hechos ocurrieron en su ausencia. La última vez que vio a su esposa e hija fue la madrugada del miércoles. Ambas regresaban de participar en la serenata del aniversario de Ilave. Las vio ingresar a su casa y asegura que después se fue a Santa Rosa de Mazocruz, a solucionar problemas familiares. 

Fuente: La República.

Quemaron con alcohol medicinal a madre e hija en Puno
PEDIDO. Familiares piden que agentes policiales de criminalística de Lima sean quienes investiguen el caso que ha conmocionado a los ciudadanos de Puno.
Quemaron con alcohol medicinal a madre e hija en Puno
17 de diciembre de 2018

Puno. Los amigos y familiares de Beatriz Marleni Ramos Cueto (45) y su hija Oneli Pamela Nieto Ramos (27), quienes murieron calcinadas en manos de desconocidos, pidieron que el crimen sea investigado por un equipo especial de agentes de criminalística de la Policía de Lima. No creen que el caso pueda ser esclarecido por efectivos de la comisaría de Ilave. 

Madre e hija fueron halladas sin vida el viernes 14 de diciembre por la menor hija de la víctima. Estaban con cinta adhesiva y les ataron los pies y manos. Luego, los asesinos les prendieron fuego. Cada una fue colocada sobre una cama en el segundo piso del hotel “El Gran Caymán” de propiedad de la familia de la agraviada, ubicado a media cuadra de la plaza de Armas de Ilave.

Según las primeras investigaciones, ambas habrían sido quemadas con alcohol medicinal, que fue extraído de la farmacia que funciona en el hotel. Se confirmó que Oneli Pamela Nieto tenía cortes a la altura del vientre y lesiones en el cuerpo. Para la Policía Nacional, hay mucho pan por rebanar. 

El esposo de Beatriz Ramos, Alfredo Nieto Casas (49), habría señalado preliminarmente que los hechos ocurrieron en su ausencia. La última vez que vio a su esposa e hija fue la madrugada del miércoles. Ambas regresaban de participar en la serenata del aniversario de Ilave. Las vio ingresar a su casa y asegura que después se fue a Santa Rosa de Mazocruz, a solucionar problemas familiares. 

Fuente: La República.

MÁS NOTICIAS