Rastros de sangre comprueban que militar asesinó y ocultó en cilindro a Marisol

El asesinato de Marisol Estela Alva, una joven estudiante de Enfermería, continúa causando gran conmoción. Su cuerpo sin vida fue hallado dentro de un cilindro lleno de cemento. Ahora, la pericia de luminol (hallazgos de restos de sangre) se ha convertido en una prueba más de que fue el militar Luis Estebes Rodríguez, pareja de la víctima, quien causó el feminicidio.

Los agentes de la Depincri de Villa El Salvador tienen como principal sospechoso al suboficial de la Policía por diversos testimonios de personas que lo vieron llevar el cilindro, así como del contratista de una excavadora, quien aseguró que Estebes Rodríguez le alquiló un montacarga tras asegurar que colocaría “paneles de publicidad”.

Así que, con estas revelaciones y el resultado de las pruebas de luminol, ya no habría dudas de que el militar sería el responsable del feminicidio de Marisol Estela Alva. La pericia científica confirmó que en la habitación que ocupó la pareja había rastros de sangre.

Incluso, el dueño de la casa que alquiló la pareja, en San Juan de Miraflores, dijo a la Policía que vio al militar cuando retiraba el cilindro.

Los familiares de Marisol Estela Alva describieron a Estebes como un sujeto celoso, controlador, manipulador, calculador, mentiroso y violento.

Además, revelaron que este hombre fingió su secuestro para que Marisol no terminara la relación. “La llamaba todo el día para saber con quiénes estaba y en qué lugar”, contó la hermana de la víctima.

Fuente: La República.

Rastros de sangre comprueban que militar asesinó y ocultó en cilindro a Marisol
Más pruebas acusan al suboficial Luis Estebes Rodríguez del asesinato de la joven estudiante de Enfermería. El sujeto aún se encuentra como no habido.
Rastros de sangre comprueban que militar asesinó y ocultó en cilindro a Marisol
6 de diciembre de 2018

El asesinato de Marisol Estela Alva, una joven estudiante de Enfermería, continúa causando gran conmoción. Su cuerpo sin vida fue hallado dentro de un cilindro lleno de cemento. Ahora, la pericia de luminol (hallazgos de restos de sangre) se ha convertido en una prueba más de que fue el militar Luis Estebes Rodríguez, pareja de la víctima, quien causó el feminicidio.

Los agentes de la Depincri de Villa El Salvador tienen como principal sospechoso al suboficial de la Policía por diversos testimonios de personas que lo vieron llevar el cilindro, así como del contratista de una excavadora, quien aseguró que Estebes Rodríguez le alquiló un montacarga tras asegurar que colocaría “paneles de publicidad”.

Así que, con estas revelaciones y el resultado de las pruebas de luminol, ya no habría dudas de que el militar sería el responsable del feminicidio de Marisol Estela Alva. La pericia científica confirmó que en la habitación que ocupó la pareja había rastros de sangre.

Incluso, el dueño de la casa que alquiló la pareja, en San Juan de Miraflores, dijo a la Policía que vio al militar cuando retiraba el cilindro.

Los familiares de Marisol Estela Alva describieron a Estebes como un sujeto celoso, controlador, manipulador, calculador, mentiroso y violento.

Además, revelaron que este hombre fingió su secuestro para que Marisol no terminara la relación. “La llamaba todo el día para saber con quiénes estaba y en qué lugar”, contó la hermana de la víctima.

Fuente: La República.

MÁS NOTICIAS