Cinco personas son intervenidas en una nueva fiesta clandestina

Una familia decidió celebrar el primer año de una niña, pese al estado de emergencia, en su casa, ubicada en la segunda cuadra del jirón General Lara, Collique Bajo, en el distrito de Comas. La fiesta estaba acompañada de luces de colores, cerveza y música a todo volumen.

El escándalo ocasionado durante las horas del toque de queda, provocó que los vecinos llamen a la Policía. Las fuerzas del orden se hicieron presente para intervenir a los invitados del evento, que en un primer momento apagaron las luces para esconderse.

El Escuadrón de Emergencia Norte y la comisaria de La Pascana se encargaron de buscar a los asistentes entre los departamentos vecinos.

Dos mujeres sin mascarillas y en visible estado de ebriedad se mostraron desafiantes con los efectivos policiales y manteniendo un tono amenazador.

Ahora, los cinco intervenidos serán investigados y multados por desacatar tanto a la autoridad como a las normas del estado de emergencia.

Fuente: La República.