Mark Vito vendió inmuebles a primos de Keiko Fujimori

El fiscal José Domingo Pérez tiene bajo la lupa de sus investigaciones por lavado de activos a los hermanos Juan Pablo y Eduardo David Higuchi, primos hermanos de Keiko Fujimori, quienes adquirieron siete inmuebles valorizados en US$ 12,3 millones, mediante transacciones en las que la empresa MVV Bienes Raíces SAC, de propiedad de Mark Vito, fue la corredora inmobiliaria, según una investigación de El Foco.

Con estos elementos, la fiscalía amplió una indagación preparatoria contra la empresa MVV Bienes Raíces SAC y el partido político Fuerza Popular. En el informe fiscal se detalla que por las operaciones gestadas para las compras de los primos de la lideresa fujimorista, la compañía MVV Bienes Raíces ganó US$ 2,2 millones entre julio del 2014 y julio del 2018.

Todo empezó hace seis años, cuando la empresa de Mark Vito asesoró a los dos primos de Fujimori Higuchi en la adquisición de dos lotes en la zona de Lúcumo, en Lurín. Por la operación, ambos pagaron US$ 3,2 millones.

Al año siguiente, Juan Pablo Higuchi pagó por su cuenta US$ 3,8 millones por dos predios más en el mismo lugar. Ahí nuevamente la empresa de Vito fue el nexo.

Pablo Higuchi adquirió luego dos inmuebles por US$ 3,1 millones en la avenida Mariscal Orbegoso, lote 7, en el distrito de San Luis. Por esa operación, el esposo de la excandidata presidencial de Fuerza Popular (FP) cobró 3% de comisión.

Y por último, en 2016, Pablo Higuchi desembolsó US$ 2 millones por un lote en la avenida Salaverry también en San Luis.

Juan Pablo y Eduardo David Higuchi son hijos de Pablo Higuchi Miyasawa, tío de Keiko Fujimori. Curiosamente, desde que Mark Vito fundó su empresa MVV Bienes Raíces, dedicándose a asesorías en la compra-vente de inmuebles, sus principales compradores son los parientes de su esposa.

El 18 de julio, cabe recordar, Vito Villanella y la abogada de su esposa, Giulliana Loza, acudieron al Ministerio Público a presentar una extensa documentación ante el despacho del Equipo Especial Lava Jato, para que los fiscales realicen una pericia contable financiera en el marco de las indagaciones de presuntos aportes ilícitos de Odebrecht a la campaña fujimorista en las elecciones del 2011.

Cuatro días después, el fiscal José Domingo Pérez solicitó la suspensión del partido fujimorista por dos años y medio.

El sustento de ese pedido fueron una serie de proyectos de ley, dictámenes y textos sustitutorios de la bancada naranja, entre el 2017 y 2018, que buscaron proteger a su lideresa de las indagaciones del Equipo Especial por presuntamente dirigir una organización criminal en Fuerza Popular.

Fiscalía pidió reportes de FP a bancos

Este mes, el fiscal José Domingo Pérez solicitó al banco Scotiabank los estados de cuenta mensual, en soles y dólares, del partido Fuerza Popular entre enero del 2015 y el 31 de diciembre del 2016. Esta información será un argumento adicional del Equipo Especial Lava Jato para sustentar el pedido de suspensión del partido fujimorista. Todo ello transcurre en medio de un proceso de elecciones convocado para el 2021.

Fuente: La República.