Programas piratas y troyanos son las amenazas digitales más frecuentes

El Perú ha recibido más de 33 millones de amenazas digitales durante el último año, un promedio de 35 ataques por segundo, según el informe anual sobre el Panorama de Amenazas en América Latina 2021.


El informe de Kaspersky revela un aumento del 24% en ciberataques en la región durante los primeros ocho meses del año, en comparación con el mismo periodo en 2020.  La conclusión de los especialistas es clara: la seguridad de las tecnologías para el trabajo remoto debe ser prioridad y la piratería, tanto en dispositivos personales como profesionales, debe ser erradicada.


Estas son las modalidades más usadas para el cibercrimen:


1. Programas piratas: Para Dmitry Bestuzhev, director del Equipo de Investigación y Análisis de Kaspersky para América Latina, el alto índice de programas piratas en la región es un factor de impulso importante para el cibercrimen. 
“Cuando analizamos los bloqueos realizados por nuestras tecnologías, podemos identificar familias de malware que nos permiten decir que los internautas latinoamericanos le abren la puerta a las ciberamenazas, pues estas se diseminan a través de programas piratas, permitiendo que los cibercriminales obtengan control total de los dispositivos infectados”, explicó.

2. Archivos PDF y troyanos web: Los ataques que utilizan archivos PDF y troyanos web que roban datos de tarjetas de crédito también son frecuentes. “Lo interesante de estos ataques web es que no infectan la máquina de la víctima. El código malicioso está presente en el sitio web de algún comercio electrónico o banco y el robo se realiza cuando el usuario ingresa su información en estos sitios”, detalló Bestuzhev.


Además ,resalta que estos ataques web se han convertido en el principal vector de infección, tanto para los usuarios del sistema operativo Windows como Mac. En el caso de MacOS, el analista destaca que el adware malicioso y la minería de criptodivisas están entre las principales amenazas para este sistema operativo.


Algo curioso que reveló el informe es que los ataques de phishing (mensajes fraudulentos) han disminuido. Sin embargo, varios países de la región se encuentran entre los más atacados del mundo, aunque no es el caso de Perú.


3. Programas de adware en plataformas móviles: Otro punto revelado por el informe es que las amenazas más comunes para los internautas latinoamericanos se centran en las plataformas móviles. Según el informe de Kaspersky, más de 173 mil intentos de infección a dispositivos móviles fueron registrados en la región entre enero y agosto de este año- un promedio de casi 20 ataques por hora. 


La principal amenaza son los programas de adware que tienen como objetivo generar ganancias mostrando anuncios no deseados a sus víctimas. Sin embargo, el analista señala que entre las amenazas móviles más destacadas se encuentran los troyanos que elevan los privilegios y permiten hacer un root al teléfono, función que otorga acceso completo al dispositivo, y los troyanos espías (stalkerware).


“Clasificamos los programas espías comerciales como stalkerware. Estos son creados por empresas verdaderas que hacen pasar el software como programas para monitorear las actividades en línea de los niños o empleados. Sin embargo, su objetivo real es espiar a cónyuges y parejas, principalmente a las mujeres», dijo Bestuzhev. 
A principio de año, Kaspersky publicó un informe específico sobre el stalkerware, amenaza que registra más víctimas en Brasil, México y Perú.


Amenazas a las empresas
El análisis del Panorama de Amenazas 2021 de Kaspersky en relación al entorno corporativo indica que las empresas no migraron de manera segura al trabajo remoto. Bestuzhev señaló que la tecnología de acceso a distancia requerida para el Home Office (trabajo remoto) no está protegida, dejando a las empresas expuestas a ciberamenazas.

«Este tipo de ataque explota vulnerabilidades presentes en las tecnologías de acceso remoto o intenta adivinar las contraseñas para acceder a una máquina o servidor conectado a Internet e ingresar a la red corporativa para robar datos o extorsionar a su víctima. Al comparar los primeros ocho meses de 2021 con el mismo periodo del año anterior, vemos un aumento del 78% de este tipo de ataques»

Comentó Bestuzhev

Los países más atacados son Brasil (más de 5 millones de intentos de ataque este año), Colombia (1,8 millones), México (1,7 millones), Chile (1 millón) y Perú (507 mil). 


Otro factor importante en el entorno empresarial es la piratería. El análisis del Panorama de Amenazas muestra que el uso de software pirata está presente en estaciones de trabajo del sistema Windows, así como en sistemas operativos industriales. “Desafortunadamente, la gran mayoría de los sistemas industriales no están actualizados. Es decir, por utilizar programas piratas, no reciben los parches de seguridad oficiales. Como resultado, vemos que el ransomware WannaCry sigue circulando por todas las industrias, incluso después de cuatro años de haberse emitido el parche”, dijo Bestuzhev. 


Entre las amenazas más comunes al sistema operativo de Microsoft se encuentra un troyano desarrollado para robar los activos de las empresas por medio del desvío de fondos, el stalkerware y las herramientas de administración remota.
La piratería también está presente en los servidores, que a menudo almacenan toda la información de la empresa. “En lo que va del año, hemos bloqueado más de 1,000 intentos de ataque por hora contra servidores Windows en la región y registramos la minería maliciosa de criptomonedas y WannaCry entre las amenazas más populares. Sin embargo, lo más preocupante son las herramientas de desplazamiento lateral que indican la existencia de un ataque de ransomware dirigido. Estos ataques ya han crecido más de un 700% este año”, explicó.


Finalmente, el director del equipo de investigación y análisis de Kaspersky dio a conocer las estadísticas de los ataques contra sistemas Linux. Según el Panorama de amenazas 2021 de la empresa de ciberseguridad, el 75% de los bloqueos ocurrieron en servidores Linux y el resto se centró en entornos virtualizados.   

Fuente: Andina