Sujeto excarcelado para prevenir que se contagie de la COVID-19 fue detenido con armas y droga

Le dieron libertad para combatir el hacinamiento en las cárceles, pero continuó al margen de la ley. Jerry Anthony Paiva Espejo (31), preso hasta mayo pasado por robo agravado y con orden de requisitoria, fue detenido el último miércoles junto a José Antonio Suparo Grosso (25). Los sujetos fueron encontrados por agentes de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri) en posesión de tres armas de fuego, 24 municiones y envoltorios de droga en San Juan de Lurigancho.

“Se ha detenido a Jerry Anthony Paiva Espejo, quien estuvo preso hasta mayo pasado y actualmente con orden de captura vigente por tenencia ilegal de armas y Jose Antonio Suparo Grosso durante un operativo para combatir los asaltos al paso en inmediaciones del cerro Comite”, señaló el coronel Carlos Céspedes, encargado del operativo.

De acuerdo al oficial, un equipo de la Policía Nacional del Perú (PNP) les venía siguiendo los pasos a Jerry y sus compinches desde que fue excarcelado por las constantes denuncias de robo a mano armada en la zona.

“Al ser descubiertos por la Policía se cobijaron en una vivienda en la parte alta del cerro donde se incautaron dos armas, un revólver y una pistola glock, con el número de serie erradicado debajo del colchón”, precisó.

Céspedes destacó que con este operativo se ha sacado de circulación tres armas de fuego que eran utilizadas para el asalto y poner en peligro la vida de los ciudadanos.

Explicó que las armas serán llevadas a la unidad de criminalistica para, a través de un peritaje, determinar el número de serie y si están involucradas en hechos criminales en ese distrito.

Además, no descartó que los detenidos estén involucrados en el alquiler de armas de fuego a bandas locales para ser utilizadas en asaltos al paso bajo la modalidad del raqueteo a bordo de mototaxis.

Fuente: La República.